En una entrevista que terminó de manera emotiva, la jugadora de UAI Urquiza y recientemente también del seleccionado nacional, conversó con este medio sobre cómo vio a la Selección en el inicio del ciclo Portanova, sobre sus sensaciones al vestir nuevamente la celeste y blanca, entre otras cuestiones.

Imagen: Prensa Selección Argentina.

El pasado jueves por la tarde, al aire de la Nuevos Aires (FM 99.7), Vanina Preininger dialogó con Localía Femenina. Como primera cuestión, esclareció su situación sobre la lesión en el primer amistoso ante Brasil, donde tuvo que salir en el primer tiempo debido al dolor en su tobillo: “Por lo que dijo el médico y la radiografía que me hice, tengo un esguince leve. Igualmente, recién el martes me hago una resonancia para saber bien qué es”.

Al ser consultada por las sensaciones que tuvo al enterarse de la convocatoria para estos partidos internacionales, la jugadora declaró: “Fue algo muy lindo saber que iba a volver a vestir la camiseta más linda del mundo. No me lo esperaba. No caía hasta que llegó el día y estaba ahí. Fueron muchas sensaciones juntas. Y hasta que pasó la lesión, fue muy hermoso lo que viví”.

Sobre el presente de la Selección, opinó: “Somos un grupo nuevo, porque somos más las del fútbol local que las de afuera. En el campo se vio un equipo queriendo adaptarse a lo que pide el técnico, y en el juego se vio un poco lo que nos está queriendo imponer. Fuera de la cancha, un lindo grupo. Creo que es cuestión de tiempo también, para poder adaptarnos y ser un gran equipo, que es lo que quiere Germán (Portanova)”.

A la hora de hablar de las exigencias específicas del nuevo entrenador, nos dijo: “Nos pidió la unión del grupo, que era lo que nos iba a llevar adelante en esto. Y siempre nos dice que seamos libres a la hora jugar, mientras él nos muestra el juego que quiere”. “Creo que si cada una se lo propone y está, y con tiempo obviamente, vamos a lograr lo que él nos pide”, agrego.

Preininger, además, hizo referencia a su rival en estos amistosos, Brasil: “Es un rival muy duro. A nivel físico son superiores, pero no inalcanzables. Es trabajo. Podríamos llegar a estar igual a igual, no sé si mejor, pero creo que nada es imposible con trabajo”.

Finalmente, luego de escuchar un fragmento de una entrevista dada hace unos meses a este medio, donde decía que el no haberse tomado en serio la posibilidad que tuvo de chica de jugar con la Selección le había costado la chance de futuras convocatorias, se emocionó al compararlo con su presente. Con la voz entrecortada declaró: “Me fue muy difícil, por muchos obstáculos que tuve, pero creo que haber estado en UAI me ayudó a creer que podía volver a la Selección. Ahí fue cuando me propuse mejorar, en todo sentido. Germán (Portanova) me ayudó mucho. Y hoy puedo decir que estoy muy feliz y contenta. Esta vez sí voy a aprovechar la oportunidad, no la voy a dejar pasar“.

Estoy emocionada, porque no me lo esperaba. Sí me lo propuse, pero no sabía que iba ser tan rápido. Y obviamente no lo voy a desaprovechar. En esta fecha no tuve la oportunidad de disfrutarlo un poco más, pero ojalá en el futuro sí pueda hacerlo realmente“, cerró.

La entrevista completa