Las Guerreras volvieron a los entrenamientos luego del receso, tras llegar a la semifinal del Torneo Transición 2020.

Imagen: Prensa UAI Urquiza.

Luego del descanso tomado después de llegar a las semifinales del Torneo Transición 2020 de la Primera A –donde quedó descalificado ante River por penales–, el plantel de UAI Urquiza retomó las actividades en el predio de Villa Lynch. Bajo las órdenes de Germán Portanova, las futbolistas comenzaron su puesta a punto pensando en el próximo campeonato.

El entrenamiento estuvo dividido en dos partes, una parte física y otra destinada a trabajos con pelota. En lo que respecta a la parte física, el preparador del equipo, Franco Caponetto, acompañado por Candela Martín, optaron por comenzar la pretemporada llevando a cabo un test de resistencia para evaluar el estado de sus jugadoras tras el parate, las cuales respondieron de gran manera. Por su lado, el cuerpo técnico, compuesto por Portanova y Leandro Iglesias, decidió proponer actividades que tuvieran a la pelota como principal protagonista.

A pesar del calor abrumante que se hizo presente, las futbolistas mostraron un buen nivel. El resto de la semana estará dedicada a optimizar el rendimiento del equipo, tanto desde lo físico como lo técnico. Se llevarán a cabo entrenamientos hasta el viernes, también en el Estadio ubicado en Cuenca y Laprida.

Comenzó la cuenta regresiva para la próxima temporada del fútbol femenino argentino, y Las Guerreras ya tienen la mira puesta en sus nuevos objetivos, de los cuales puede deducirse que uno de ellos es volver a ser protagonistas y, por qué no, volver a gritar campeón.