Dialogamos con la mediocampista de 19 años, que hace pocos días atrás se convirtió en una de las nuevas incorporaciones del Lobo de cara al próximo torneo y que en el último campeonato vistió la camiseta de Villa San Carlos. Conocé la historia de esta joven promesa que en pocos meses dio grandes saltos en el fútbol.

Su pasión por la pelota comenzó a muy temprana edad en su pueblo natal, 30 de agosto, una localidad del interior de la Provincia de Buenos Aires. Allí jugó entre los 5 y los 7 años en un equipo de varones, pero luego se vio imposibilitada de continuar con la actividad ya que el reglamento del torneo que disputaba su equipo, no permitía que jueguen mujeres. Desde ese entonces optó por practicar otros deportes como tenis y hockey.

A principios de 2019 se mudó a la ciudad de La Plata para estudiar el Profesorado de Educación Física y después de muchos años pudo volver a su primer amor, el fútbol. “Mi papá y mi hermana siempre me insistían para que juegue, fui a probarme a la UNLP y por suerte quedé”, recordó Paulina.

Luego de su paso por el Roble, realizó una prueba en Villa San Carlos y quedó seleccionada para el plantel de Reserva. Con la 10 en la espalda, debutó oficialmente frente a Lanús en noviembre del año pasado, en el marco de la primera fecha del torneo de la categoría y convirtió un tanto en la goleada 5 a 0 de su equipo frente a las Granates.

A comienzos de este año fue promovida al plantel de Primera División de las Villeras, con el que disputó 4 encuentros aunque no pudo marcar goles. “Hago un buen balance de mi paso por la Villa, gané mucha experiencia en poco tiempo”, expresó Tévez.

Hace pocos días, Paulina fue presentada como una de las nuevas incorporaciones de Gimnasia, equipo conducido técnicamente por Mariano Maida. “Estoy con muchas ganas de empezar a entrenar, el Lobo tiene un gran juego que se vio reflejado en el último torneo”, comentó la mediocampista sobre su arribo a las Triperas. Con respecto al DT del plantel, reveló que tuvo una charla en donde hablaron sobre el proyecto que comenzó recientemente.

Sueña con jugar en Europa y tiene como referencia futbolística a la mediocampista ofensiva de la Selección Argentina y ex UAI Urquiza, Mariana Larroquette, que días atrás fue transferida al fútbol de Noruega.