Se están llevando a cabo las etapas finales de la Copa Federal, y el club Luna Park fue quien dio el batacazo venciendo al El Porvenir y avanzando a la siguiente instancia. Para conocer las sensaciones del equipo tras el triunfo y cómo se preparan para lo que sigue, Localía Femenina dialogó con Daniela Kippes al aire de Siempre con Vos (FM 96.7).

Daniela Kippes, oriunda de Río Negro, es uno de los refuerzos del plantel de Luna Park de Bariloche para jugar la primera edición de la Copa Federal. A su vez, fue la jugadora que marcó el gol del empate contra El Porvenir, obligando a que el partido por los Octavos de Final se extendiera hasta los penales, donde Las Lunáticas ganaron por 4-2. Sobre cómo vivió el equipo el encuentro, la futbolista confesó: “La expectativa que había era muy poca. Sin embargo estábamos confiadas porque sabíamos que si las piernas no nos respondían, íbamos a jugar con el corazón”.

“Si bien nos sentimos muy bien físicamente durante el partido, no estamos acostumbradas a jugar tiempos de 45 minutos, ni a entrenar todos los días. Por eso es que estamos muy contentas por el sacrificio que hicimos”, declaró. Además, sobre esta diferencia en la preparación física de ambos clubes, explicó: “La mayoría del equipo jugaba futsal, así que tuvimos que adaptar todo a cancha de once. Y eso se estuvo haciendo desde hace tres meses. En ese período sí entrenamos todos los días. Fue mucho trabajo del cuerpo técnico y de las jugadoras, que se hicieron el espacio para dedicarle su tiempo a los entrenamientos”.

Acerca de haber convertido el gol del empate, la jugadora comentó: “Yo sentía que en cualquier momento iba a entrar; de hecho tuvimos muchas oportunidades y la pelota no entró. La fe nunca la perdí, nunca la perdimos. El grito fue de desahogo, de ‘por fin llegó’. Lo necesitábamos y lo merecíamos. Estoy muy contenta. Dimos hasta lo que no teníamos”.

A pesar de que en Bariloche el fútbol once es bastante reciente, las jugadoras de Luna Park notaron el apoyo de sus seguidores luego de la victoria. “Nos llegaron mensajes de que la gente lo ponía en la tele, que vieron el partido. Están todos muy contentos y emocionados. No esperábamos este resultado. Pero acá estamos, confiadas y sabiendo que vamos a dejar todo”.

Si bien ahora juega al fútbol en la Patagonia, Kippes tuvo un paso por Boca en el año 2014. A la hora de comparar el estado de la Primera División cuando a ella lee tocó vivirla con cómo se encuentra actualmente, dijo: “Futbolísticamente, el nivel subió bastante. Pero hablando desde lo económico, al fútbol femenino se lo llama ‘profesional’ y bien sabemos que no lo es, porque los sueldos son muy bajos. Yo no creo que haya crecido mucho, pero por algo se empieza”. “Esperemos que siga creciendo, que al trabajo en las inferiores le metan pilas. Ahí hay que hacer hincapié. El proceso es lento, hay que tener paciencia”, sumó.

Finalmente, nos dio un adelanto de lo que podemos esperar de Luna Park cuando se vea las cara con Rosario Central por lo Cuartos de Final: “Vamos a intentar hacer lo mismo que en el primer partido: tratar de jugar, no rendirnos, no bajonearnos si el resultado no nos favorece. Eso es lo que hicimos con El Porvenir. Y a Rosario Central vamos a jugarles de igual a igual, correr hasta que no nos den las piernas y nunca bajar los brazos. Somos muy guerreras. Y no importa el resultado, vamos a salir contentas porque sabemos que dejamos todo”.

El partido entre las barilochenses y las Canallas se jugará el domingo 6 de febrero, desde las 9 horas, en el Predio de AFA (Ezeiza), y quien gane se enfrentará en semifinales al vencedor del encuentro entre Gimnasia y UAI Urquiza.