Tras las últimas dos fechas, en las que River y Estudiantes hicieron de locales en sus respectivos estadios, todos los equipos de la máxima categoría utilizaron por lo menos una vez su cancha principal en la etapa semiprofesional.

Imagen: Prensa River Plate.

Al momento de iniciarse el actual Torneo YPF, eran tres los planteles de fútbol femenino que aún no habían jugado en sus respectivas canchas durante la era semiprofesional: Ferro Carril Oeste, recientemente ascendido, River Plate y Estudiantes de La Plata. El conjunto del Oeste fue el primero en tacharse de la lista, con su victoria por 2-0 ante SAT en la segunda jornada.

A continuación, el Millonario utilizó el Vespucio Liberti ante Boca Juniors, en lo que fue una igualdad 1-1 por la fecha N°5. Allí, la llegada de Daniela Díaz fue clave para cumplir el sueño de las futbolistas. No obstante, el encuentro se disputó a puertas cerradas por remodelaciones en el estadio.

Asimismo, el último en habilitar su cancha principal fue el Pincha ayer, cuando cayó por la mínima ante las Millonarias. Más de 2500 personas asistieron al partido, al abonar $500 un domingo a las 11:00 horas, lo cual marca un gran interés por el público platense en UNO.

De esta forma, cada vez se vuelve más habitual la idea de ver fútbol femenino en sus sedes principales. Ya son varias las instituciones que apuestan por lo dicho, tal como son los casos de Rosario Central con el Gigante de Arroyito, o Independiente de Avellaneda en el Libertadores de América. La deuda pendiente, por el momento, es la apertura al público en la mayoría de los casos.