La tercera jugadora desafectada del equipo de barrio Belgrano habló sobre la desvinculación de sus compañeras, contó como se dio su salida forzada del club y apuntó a la pésima administración que hay dentro de la institución. “No hay gente capacitada para la actividad, el fútbol femenino lo manejan dos hinchas y una jugadora”, sentenció.

Candelaria D´Andrea Excursionistas
Fecha N°12 del Torneo Rexona. La futbolista de Excursionistas jugó todo el segundo tiempo con el 4to metacarpiano de la mano derecha quebrado. Foto: FotosLB.

Hace tan solo unas semanas, el mundo del fútbol femenino vivió un nuevo cimbronazo: a Florencia D’Andrea y Johanna Chamorro, jugadoras de Excursionistas, les descontaron los viáticos por no poder entrenar y acto seguido, ante el reclamo frente al presidente del club, fueron desafectadas del plantel.

Pero ellas no serían las únicas que padecerían esta situación. Candelaria D´Andrea, hermana de Florencia, quien tras la desafección de sus compañeras salió a defenderlas a través de las diferentes redes sociales, también fue apartada del plantel por el cuerpo técnico y, en un acto descarado por parte de la institución, se quedó sin club en plena crisis sanitaria y económica.

¿Cómo se dio la situación en la cuál les sacaron los viáticos a tu hermana y a Johanna Chamorro?

– El 23 de mayo se realizó una videollamada donde cuatro jugadoras, junto a la secretaría técnica liderada por Luciana Pratts, tomaron la decisión de descontarles este ingreso mínimo a aquellas jugadoras que no podían entrenar. Entre este grupo de futbolistas que se veían afectadas por esta medida, estaban Florencia y Johanna, que no podían conectarse a las prácticas de forma virtual porque no le coincidían los horarios de estas sesiones de entrenamiento por cuestiones de trabajo. Realmente en esa reunión yo me conecté tarde porque justo había terminado de dar una clase (Candelaria es licenciada en educación física) y cuando me cuentan lo que estaban votando me enojé. No podía creer que estuvieran tomando la decisión de cortarle un ingreso económico a sus propias compañeras en medio de una pandemia. Ni siquiera trataron de entender el por qué no podían conectarse. Hubo una falta de empatía enorme.

¿Después de esta situación vos no te quedaste callada y saliste a defender a tus compañeras, no?

– Después de esa videollamada, al poco tiempo tanto Florencia como Johanna le escribieron a Javier Méndez, presidente del club, y le explicaron su situación. Le pidieron que se revea esa decisión o que les den el pase y les respondió que lamentaba que la relación termine así, y que él mismo les iba a tramitar el pase. A partir de esa situación empecé a defender a mis compañeras tanto en los grupos de WhatsApp de Excursionistas como en las redes sociales. Seguí entrenando pero al mismo tiempo no me quedé callada. A todo esto, ese mismo día, un dirigente les escribió a las otras jugadoras afectadas diciéndoles que no les iban a descontar nada, que se queden tranquilas.

¿Y una semana después te desafectan a vos del plantel?

– Si, al poquito tiempo me limpiaron con la excusa de que lo hacían “por cuestiones deportivas”, cuando la realidad es que no compartí ni un solo entrenamiento de forma física con el nuevo cuerpo técnico. Incluso argumentaron que pretendían armar un semillero. Si querés eso no limpias al plantel, sino que armas uno a parte y de ser necesario subís o bajas a las jugadoras, lo digo desde el conocimiento. Además, me parece muy sospechoso que a la única que hayan desafectado, una semana después de lo qué pasó con mis compañeras, sea yo. Entiendo que es algo normal que te digan que no te van a tener en cuenta, pero en este contexto no me parece acertado. Me cortaron un viático que me ayudaba un montón y no voy a conseguir otro club en plena pandemia.

Hablas de que el viático, por más mínimo que sea, te ayudaba un montón. En este sentido, ¿el club estaba al día con lo que te pagaba? ¿O aún adeuda pagarte algo?

– En la charla que tuve con el nuevo cuerpo técnico me afirmaron que me van a pagar lo correspondiente al mes de mayo. Espero que lo cumplan. Además, yo me quebré el cuarto metacarpiano de la mano derecha y el club nunca se preocupó por mi lesión. Le escribí por mensaje privado a Luciana Pratts para que se hagan cargo de este asunto, porque todavía no pude ir al kinesiólogo por la cuarentena y la realidad es que no tengo el dinero para pagarme uno privado.

“Me cortaron un viático que me ayudaba un montón y no voy a conseguir otro club en plena pandemia”

¿Por qué se dan estás situaciones en la institución?

– Una vez hablando con un ex dirigente del club, me dijo que “Excursionistas es un club manejado por hinchas y barras”, y tiene razón. No hay gente capacitada que gestione cada disciplina. En el caso del femenino prácticamente lo manejan dos hinchas y una jugadora. Hay mucha desorganización, se manejan muy mal.

¿Qué mensaje le dejarías a la comunidad del fútbol femenino después de esto que te tocó vivir?

– Les diría que empiecen a empatizar por las jugadoras. Hay muchas chicas y abogadas que están haciendo mucho por nosotras. No tienen que hablar por hablar ni tacharlas de ignorantes. Es momento de hacernos valer como deportistas, no nos podemos quedar de brazos cruzados. Hay que empezar a exigirles a los clubes que sean más responsables con nosotras.

Enterate de las últimas noticias del fútbol femenino.

Latest posts by Joaquín Pereyra (see all)