Más de 15.200 personas acompañaron a la Selección en el Mario Alberto Kempes contra Chile. En partidos oficiales de la Albiceleste en Argentina, se estableció un nuevo récord de espectadores durante el encuentro en Córdoba.

Imagen: Secretaría de Deportes de San Luís.

Las sensaciones en el Mario Alberto Kempes, el pasado jueves 7 de abril, fueron muy correspondidas a la cifra de concurrencia: 15.200 personas alentaron al seleccionado. La atmósfera previa al partido ya se palpitaba en las inmediaciones del Kempes. Expresado por las protagonistas, fue un acompañamiento que emocionó y alegró la vuelta a la localía de la Selección después de casi tres años. La doble fecha FIFA reunió condimentos que se acumulaban hace un buen tiempo.

En una disciplina que ha tenido notorias mejoras y crecimiento en estos últimos años, generó la expectativa de un público que no había tenido la oportunidad de expresar su apoyo hacia nuestros colores. Mucha gente que no asistió a Sarandí en el 2018, o al Gilberto Funes en el 2019, se marginó de ver a su selección femenina por muchos años.

La mayoría de las fechas FIFA en la era Borrello se jugaron en el exterior, o en Ezeiza pero sin público. Y afortunadamente en esta doble fecha, en una nueva etapa dirigida por Germán Portanova, mucha gente cortó esa racha y dijo presente. El otro factor clave, que el mismo público manifestó en las tribunas de Córdoba y San Luis, fue el tan ansiado regreso de Estefanía Banini a la Selección luego de casi tres años.

En lo que respecta a la cifra en partidos oficiales, el récord anterior tuvo lugar en el Estadio Julio Humberto Grondona, el 8 de noviembre de 2018. En el partido de ida por el repechaje contra Panamá para el Mundial de Francia 2019, asistieron 11.500 personas. De tal forma, en los tres partidos más concurridos, el inolvidable encuentro en Sarandí queda en el segundo lugar, y el tercero del podio lo completa el del pasado domingo en San Luis.

Este segundo encuentro contra Chile, en la victoria de la Albiceleste en el Estadio Juan Gilberto Funes, recibió a más de 10.100 personas superando, inclusive, al partido de despedida de la Selección en mayo de 2019, en ese mismo estadio. Y destacamos la particularidad de que, con el primer tiempo ya en marcha, la organización del Gobierno de San Luis decidió habilitar una tribuna más de las previstas, ya que seguía ingresando gente al estadio.

Las cifras comprueban nuevamente no sólo del interés de un público que no deja de crecer, sino de la importancia que significa jugar de local y a puertas abiertas. La asistencia a los estadios desmiente la falta de interés en el fútbol femenino, y confirma que al ofrecer recursos, acceso e inclusión del público, no sólo crece, sino que cada vez interesa más. Es decir, ¿cómo nos puede interesar algo que no podemos ver ni presenciar?